Blog de niundiasinleer

LEER A WISLAWA SZYMBORSKA

Leer a Wislawa Szymborska 

En esta ocasión, me viene la necesidad de contaros cómo es la sensación de hablar de esta escritora, y mi relación con ella.

Todos coincidimos en que, cuando algo te gusta hasta puntos inexplicables, basta con cerrar los ojos, dejar que la imagen entre en tu mente, para que una sonrisa amplíe tu rostro y te lleve incluso a emitir un sonido de emoción. Y digo la imagen como también lo puede ser el olor, la sensación, la escucha, el recuerdo del roce… 

Eso es lo que me sucede cuando leo o recuerdo a Wislawa Szymborska. La gran escritora polaca premio Nobel de 1996, pero aquí no os contaré su vida, sólo os voy a crear el deseo de acercarse a ella, no sólo el deseo, la necesidad.

Esta Escritora ha sido reconocida sobre todo por su poesía. Una poesía sublime y profunda; filosófica, cotidiana, con ironía y buen humor. Wislawa entra en tu vida a la primera lectura de uno de sus versos, es inevitable escapar después de haberla leído. 

“Cuando pronuncio la palabra Futuro, la primera sílaba pertenece ya al pasado.

Cuando pronuncio la palabra Silencio, lo destruyo.

Cuando pronuncio la palabra Nada, creo algo que no cabe en ninguna no-existencia.”

Cuando la leo o la imagino se alegra mi alma, se expande mi pecho. Porque soy más grande y mejor ser humano cuando tengo un libro suyo en mis manos.

De ella podéis y debéis leer toda la poesía que se encuentre en las librerías.

Hiperión, Lumen, Nórdica libros y algunas editoriales más. Todas estas tienen títulos de la escritora. Poesía completa, correo literario, Paisaje con grano de Arena (esta última, colección de poesía, para mí una de las más bella)

Pero, aunque esté hablando de su poesía, en realidad esta vez quiero recomendar su prosa, que hace no mucho descubrí con gran placer. 

Lecturas no obligatorias (ediciones Alfabia)

Lecturas no obligatorias. Prosas.

WISLAWA SZYMBORSKA

Soy una persona anticuada que cree que leer libros es el pasatiempo más hermoso que la humanidad ha creado. El homo ludens baila, canta, realiza gestos significativos, adopta posturas, se acicala, organiza fiestas y celebra refinadas ceremonias. Para nada desprecio la importancia de estas diversiones: sin ellas, la vida humana pasaría sumida en una monotonía inimaginable y, probablemente, la dispersón. Sin embargo, son actividades en grupo sobre las que se eleva un mayor o menor tufillo de instrucción colectiva. El homo ludens con un Libro es libre. Al menos, tan libre como él mismo sea capaz de serlo. Él fija las reglas del juego, subordinado únicamente a su propia curiosidad

Los textos reunidos en Lecturas no obligatoriasnos brindan una oportunidad inmejorable para conocer la prosa de Szymborska en todo su esplendor. Estos escritos habían sido concebidos en su origen como reseñas de todos aquellos libros que por norma general no tienen cabida en los diarios ni en los suplementos especializados, pero la autora pronto se apartó de su intención inicial para actuar con mucha mayor libertad y llegar a algo más propio e inclasificable, para fortuna nuestra. Así, las prosas de Lecturas no obligatorias nos ofrecen reflexiones lúcidas, irónicas y juguetonas, pequeños textos, tremendamente disfrutables, sobre los temas más variados, desde viajes en el tiempo o la deriva continental hasta brujas salvadas de la quema por balanzas trucadas y pianos con gatos dentro. Y, claro, aquí y allá, siempre, sus ideas sobre la literatura.

En Lecturas no obligatorias contraremos el estilo inconfundible de Szymborska, que ya conocemos de sus poemas: la palabra cálida y escéptica, bromista y confidente, accesible pero trascendente. Estas breves piezas están escritas con esa afilada inteligencia, con esa engañosa sencillez y desenfadada cercanía, fruto de la sabiduría y el talento. El lector, víctima de su encanto, se verá obligado a revisitar estas páginas asiduamente

Y en esto último tiene razón el editor. Me traslado constantemente, y a veces casi con cierta travesura para reír de nuevo, o para reflexionar sobre algo, a, esas páginas que me permito la convicción de llamar necesarias. 

Así que, aquí os dejo de la mano cálida, dulce y sabia de mi Amadísima Wislawa Szymborska.

Hasta pronto.

Marisol Rozo





Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: